domingo, 1 de febrero de 2009

Nubes, viento y nieve en polvo

1er Día

La noche había sido oscura, los nervios recorrían todas las células de mi cuerpo, al igual que la mayoría de mis compañeros. Se escuchaba ‘Tell me baby’ de los Red Chili Peppers al amanecer, mi propia banda sonora. Tras vestirme y desayunar cogí la maleta y me dirigí al colegio ‘Federico García Lorca’, donde nos esperaba el autobús, la mañana estaba nublada, aunque no recuerdo si llovía. Los coches ralentizaban el tráfico, pero aun así llegue temprano. El autobús llego con diez minutos de retraso, junto a mi amigo Miki. Salimos de Huelva a eso de las nueve de la mañana dirección aguadulce, donde paramos durante media hora para descansar. Tras media hora salimos rumbo a Sierra nevada, a eso de las una algunos compañeros empezaron a divisar algunas montañas nevadas y a las dos empezamos la ascensión que nos llevo más de una hora, ya que tuvimos que parar para poner cadenas al autobús porque nevaba copiosamente en la sierra. Llegamos al hotel sobre las tres de la tarde, tras subir medio Pradollano con las maletas a cuestas .Al llegar hicimos una guerra de bolas de nieve, ya que todo el pueblo estaba nevado, ya que incluso había coches enterrados en la nieve. Me rompí el labio, al esquivar una bola me choque con una maleta. Repartimos las habitaciones sin casi tiempo para dejar las maletas bajamos al pueblo a por el equipo de esquí. Tras coger el equipo nos pusimos esas pesadas botas( algunos con facilidad que otros) y subimos al hotel otra vez a descansar tras la pesada caminata anterior. Cenamos a las 8:30 y después los chicos y chicas de bachillerato salimos a dar una vuelta, pero aunque tuvimos que volver a las 11 estuvimos dando lata por las habitaciones hasta las 12 y pico.

2º Día

Desayunamos a las 8 de la mañana y nos fuimos a las clases de esquí que empezaron a las 10.A las 12, cuando terminaron las clases, cada uno se fue por su lado a esquiar, llegamos al hotel a las 5:15, aunque todos los demás habían llegado antes, ya que se levanto niebla a la hora de comer. Tras ducharnos y cenar estuvimos de habitación en habitación hasta las 12 y media que Curra nos mando a acostar. 8 caídas

3er Día

Estábamos en las nubes, y nunca mejor dicho ya que Pradollano estaba cubierto de nubes, desayunamos he hicimos tiempo para salir a esquiar porque apenas se podía ver nada entre tanta niebla. Cuando parecía que las nubes remitían subimos a la estación por una pista de esquí que esta junto al observatorio del Pico Veleta, pero fue un espejismo, cuando íbamos camino de la cima las nubes empezaron a bajar con el viento y empezó a nevar y nosotros a bajar a la estación, esquiando por supuesto, sumergidos totalmente en un temporal de nubes, viento y nieve en polvo que nos daban en la cara. Viendo que el día no acompañaba nos dedicamos a hacer el gamba por las pistas verdes de la estación, donde la niebla era menso densa, hasta que decidimos bajar al pueblo a comer, mientras la niebla se disipaba por completo. La tarde nos dejo sol y temperaturas para estar en la playa. Como de costumbre llegamos los últimos, alrededor de las 6:15, así que Juanjo aprovecho para irse a correr mientras Miki y yo nos duchábamos. Cuando Juanjo llego, Miki y yo nos fuimos a jugar unos billares con la gente de 4º.Después de la cena fuimos a la habitación de Sandra y nos toco (a Raúl y a mi) ayudar a Sandra a desinundar el cuarto de baño y tras mojarnos nos fuimos a la cama.5 caídas

4º Día

Último día de esquí, Curra dice de dejar el material antes de las 5 para que no haya cola. Hoy es el día de las pistas rojas, hay que caerse de verdad, pero nada, no me caí pero Miki por poco se queda sin móvil, pero todavía funciona, mal pero funciona. Esquiamos muchos kilómetros ese día, muchos más que los dos días anteriores y llegamos a dejar el material a las 5:30,y nos fuimos a comprar souvenirs para mi hermana y un amigo de Juanjo. Estábamos muy cansados pero aun tuvimos fuerzas para llegar al hotel a cenar y tras ducharnos hacerle una ’fiesta’ a Alfonso ya que supuestamente se iba el lunes, pero al fina no y después nos fuimos de discoteca hasta las 3 de la mañana. De la discoteca solamente diré que se notaba mucho quien era de Huelva, ya que estuvimos animando la fiesta como nadie. Yo me acosté nada mas llegar, pero hubo gente hablando y sin hablar en las habitaciones durante mucho tiempo.

5º Día

Desayunamos a las 9:30 y tras recoger las maletas, bajarlas al pueblo y dejarlos en el autobús, estuvimos dando una vuelta pero Pradollano y las 1 nos fuimos a Granada a comer, donde vimos el final del partido Nadal-Verdasco y Después cogimos el autobús para llegar a Huelva a las 9 de la noche.

Fin

1 comentario:

Tomas dijo...

Esta muy bien!!^^